fbpx

Soy Arancha Cuéllar y me dedico a asesorar a personas que, como tú, quieren ser madre de día

Por un lado, me gusta comunicar, transmitir y escribir. Soy periodista y lo llevo en la sangre. Por otro lado, soy educadora infantil y he encontrado mi lugar en el mundo en una maravillosa profesión: la de madre de día.

Acabo de crear un curso online a un precio muy asequible en el que te llevo de la mano a abrir tu proyecto de madre de día. ¡Con la garantía de que tienes 15 días para probarlo!

¿Mi objetivo? Que lo consigas en poco tiempo si ya cuentas con la titulación de base (Magisterio, Educación Infantil, Psicología o Pedagogía).

¡Te invito a entrar y aprovechar gratis y sin compromiso los 4 primeros vídeos del curso!

¿Quieres abrir tu proyecto y no sabes por donde empezar? Estás en el lugar correcto. Hay muchas cosas que aprendí tras abrir el mío, La Casita de Pez Austral, y ahora quiero compartirlas contigo.

Buscarse la vida es emocionante, lo sé. Al final consigues llegar a la meta y puede que el esfuerzo realizado te haga sentir mucho mejor contigo misma.

Pero es posible que, ahora, tú no tengas ese tiempo precioso para llegar sola hasta donde quieres llegar.

Por ello, durante este confinamiento he visto la necesidad de crear este curso online para ti.

Y lo he hecho por dos motivos:

La creciente demanda de familias buscando una madre de día para su bebé.

La poquísima oferta de madres de día disponibles para acogerlo.

Porque te diré algo. En España, aún somos pocas, muy pocas. En relación con otros países del norte de Europa somos prácticamente inexistentes.

Y estoy constatando una realidad. La situación actual ha hecho que cada vez seamos más conocidas y nuestra demanda crezca. ¿Por qué? Las familias que me llaman me lo cuentan.

Buscan espacios más pequeños y respetuosos con sus ritmos, donde sus bebés puedan ser atendidos de forma más individualizada y donde sea más fácil contener los virus.

Por eso, si estás decidida a formar parte de este colectivo, te necesitamos y te necesitamos ya. ¿Te unes?

Desde siempre he adorado el mundo de los niños/as

Su pureza, su inocencia, su sinceridad. El ritmo que nos impone esta sociedad hace que no podamos disfrutar de cada pasito de gigante que dan un día tras otro. Por ello, me encanta mi profesión y esa observación consciente que te permite el hecho de tener todo el tiempo del mundo para ellos/as. Sin olvidar la tranquilidad de ganarte la vida haciendo lo que más te gusta.

Yo pasé del estrés profundo de vida como periodista trabajando en medios de comunicación a la más pura paz interior como madre de día. Una completa transformación vital que, si has llegado hasta aquí, es porque quizás tú también necesites experimentar.

Y nunca he abandonado el periodismo. Ahora sigo escribiendo y difundiendo lo bella que es la profesión de madre de día. Una nueva motivación que he encontrado junto con la de ayudarte a ti a formar parte de ella.

Como ser madre de dia - Adoro el mundo de los ninos
Como ser madre de dia - Mi nuevo trabajo

Mi nuevo trabajo me encanta, ¿se nota?

Ahora soy yo la que pone sus propias normas y soy consciente de que no a todas las familias les valen. Lo bueno, es que abres solo cuatro plazas y lo normal es que las llegues a cubrir en poco tiempo. Yo elijo el horario en el que quiero trabajar cada día. Y elijo el calendario escolar que quiero seguir. Como tengo hijas en Primaria, elijo que quiero tener la Semana Santa para mí. Las navidades para mí. Y la única excepción la hago en julio, que sí trabajo.

El lugar en el que ejerzo es mi hogar. Donde me siento la persona más feliz del mundo. Y donde más cómoda estoy. De hecho, trabajo en calcetines. Me gusta cuidar mi espacio para que los peques lo disfruten a su ritmo, mientras yo soy observadora consciente de su desarrollo evolutivo.

Desde que abrí mi proyecto de madre de día, creo que no se me ha borrado la sonrisa de la cara.

¿Te cuento cómo nació?

La historia de La Casita de Pez Austral se remonta a las navidades de 2016. Entonces yo estaba cerca de cumplir los 40, tenía un trabajo absorbente con el que estaba quemadísima y cero posibilidad de conciliar con mi familia. Yo ya sentía que mi vocación había despertado de su letargo años atrás. Lo sabía desde que nació mi hija mayor. Así que, ¿por qué no? Tenía tiempo y decidí enviar uno de esos correos electrónicos que deberíamos guardar para siempre. Sí. Tras una búsqueda como la que seguramente has realizado tú: “Cómo ser madre de día”, llegué hasta una persona que, no solo me contestó, sino que generosamente me guió en los primeros pasos que debía dar.

Luego entendí que es así como son la mayoría de las madres de día que he conocido: acogedoras, cercanas, empáticas, nobles, respetuosas y, en definitiva, necesarias.

Pronto me hizo ver que el camino no iba a ser ni fácil ni rápido, sobre todo por el punto de partida en el que me encontraba. “¿Periodista? ¿y dices que quieres ser madre de día?”.

Y, como ves, cuando alguien persigue un sueño, da igual la edad o el momento. Da igual las piedras en el camino. Se cumple. En mi caso, con mucho esfuerzo, no te lo voy a negar.

Es probable que tú te encuentres ahora en el mismo punto en el que yo estaba entonces. O no. Quizás tú ya seas educadora infantil, maestra, psicóloga o pedagoga. Y lo que te ocurra es que no era así como te habías imaginado el trabajar con niños.

Mis hijas marcaron el punto de inflexión de mi reinvención laboral. Cuando nació la primera de ellas, en 2010, mi vida dio un vuelco total. La baja de maternidad fue tan cortita en ambos casos… ¡Ojalá mi proyecto hubiera llegado mucho antes y ellas hubieran formado parte del mismo!

Aunque no llegó a tiempo para ellas, sí llegó para otros bebés a los que acojo con tanto cariño cada día.

Como ser madre de dia - Sobre mi - Acompanamiento Respetuoso

Acompañamiento respetuoso

Como ser madre de dia - Sobre mi - Ritmo Individual

Respeto al ritmo individual

¡A mis familias les encanta!

Como ser madre de dia - Testimonios

“Arancha es dulce, cariñosa, maternal, muy organizada y controla totalmente tiempos y rutinas”

Rocío y Nacho

Como ser madre de dia - Testimonios

“Arancha acogió a nuestro hijo con 5 meses y ha sido la mejor opción que podíamos elegir”

Cecilia y Javi

Como ser madre de dia - Testimonios

“Nuestro hijo es feliz en la casita. Arancha es cariñosa, respetuosa y sensible con sus ritmos”

Merce y Dani

Y ahora te quiero decir que, si estás ahí deseando cumplir tu sueño, adelante con ello.
Es lo mejor que me ha pasado en mi vida. No esperes. Aprovecha el momento.

Como ser madre de dia - Barreras Mentales

Y recuerda aparcar tus barreras mentales

Una de las cosas que más me costó fue hacer ver a mi familia que quería dejarlo todo para comenzar este recorrido. ¿Pero qué dices? ¿pero estás loca? ¡pero con tu trabajo! ¡pero si eres periodista!

Peros, peros y más peros. Y el único válido para mí era que lo tenía clarísimo y al final no solo lo entienden, sino que me ven tan feliz que me apoyan cada día con el camino elegido.

Sé que ahora tienes dudas, porque no es fácil dar el paso. Porque sentirse acompañada en este recorrido tan importante que vas a iniciar es fundamental para que cada avance que hagas sientas la seguridad de que lo estás haciendo bien porque es el camino que necesitabas hacer.

Y ahora, ¿estás dispuesta a que te ayude a hacerlo?

Como ser madre de dia - Curso Gratis

Abre tu proyecto de madre de día

Entra al curso online y recibirás 4 clases en vídeo.

Pin It on Pinterest