fbpx

Madre de día vs cuidadora o guardería: principales diferencias y ventajas

Curso online madre de dia

Las madres de día no somos cuidadoras, sino personas formadas en el ámbito educativo que en lugar de ejercer en una escuela lo hacemos en nuestro hogar

La principal ventaja con respecto a una escuela infantil es nuestra ratio reducida que permite una atención personalizada de calidad

A pesar de que cada vez las madres de día somos más conocidas en España, aún hay mucha desinformación sobre nuestra profesión y la mayoría de las veces se nos confunde con cuidadoras. Sin desmerecer el trabajo de éstas, lo cierto es que la labor pedagógica de una madre de día va muchísimo más allá, pues al fin y al cabo somos personas tituladas en Educación Infantil, Pedagogía, Psicología o Magisterio, que en lugar de ejercer en una escuela lo hacemos en nuestro propio hogar. Una cuidadora se limita a cuidar al niño/a al tiempo que se ocupa de las tareas del hogar: limpieza, plancha y cocina, mientras su familia trabaja.

También es frecuente escuchar eso de que las madres de día vamos por libre y abrimos de forma clandestina un proyecto en casa para hacer “competencia desleal” a las escuelas infantiles. Nada más lejos de la realidad.

En Madrid, de hecho, estamos reguladas y autorizadas por la Consejería de Familia y Políticas Sociales, que nos considera una opción más de tutela y cuidado de la primera infancia, y nos somete a inspecciones periódicas al igual que sucede con las escuelas infantiles. Por cierto, son muchos los requisitos que se nos exige cumplir para ejercer. Además, estamos dadas de alta en la Seguridad Social como cualquier persona autónoma que paga sus impuestos cada trimestre.

Ratio reducida

Pero, ¿cuáles son las principales diferencias (y ventajas) de una madre de día con respecto a una guardería?

Para mí, la más evidente, la atención de calidad personalizada, algo que nos permite nuestra ratio reducida de un máximo de 3 ó 4 niños/as de 0 a 3 años.

Cuando alguien me pregunta por qué soy madre de día, tengo clara mi respuesta: por un lado, ofrezco a la primera infancia lo mejor de la escuela infantil, es decir, la atención profesionalizada de una persona formada en Educación Infantil y, por otro, un hogar cálido y adaptado en el que poder respetar su ritmo individual.

Salida al exterior

Otra de las principales diferencias y ventajas de las madres de día es que salimos al exterior todos los días, independientemente de las condiciones climatológicas. Y lo hacemos así porque consideramos elemental el contacto con el aire libre y la naturaleza. Si llueve, simplemente nos preparamos con chubasqueros, botas y monos de agua para vivir la estación que toque en su plenitud. Y si hace mucho frío, nos pertrechamos bien y disfrutamos del exterior sin el riesgo de enfermar.

De hecho, los niños/as de las madres de día tienden a enfermar menos por una cuestión de lógica: a menor ratio, menos probabilidad de contagio. Y, al estar en un entorno doméstico, también es más fácil controlar las medidas de higiene.

Curso online madre de día

Niños de La Casita de Pez Austral juegan en el parque.

 

Juego libre

Las madres de día vivimos al margen del estrés de tener que hacer tal o cual actividad a una hora, y priorizamos el juego libre a cualquier otra cosa. Ni mucho menos lo hacemos de forma improvisada.

Usamos espacios, juguetes y materiales adaptados a las necesidades de los niños y las niñas con el fin de favorecer su aprendizaje. Todo lo ponemos a su alcance permitiéndoles escoger lo que más les apetece en ese momento. Nuestra labor se limita a acompañarles y observarles de forma consciente sin intervenir para nada en su juego.

Flexibilidad

Las madres de día, además, somos por lo general una opción más flexible para las familias y nos adaptamos a sus circunstancias, siempre y cuando respetemos el número máximo de horas que trabajamos a diario, es decir, ocho, las compañeras que más trabajan. Y además, la mayoría ofrecemos en nuestros espacios un menú completo y casero que cocinamos a diario para facilitarles la vida.

Si se tiene en cuenta la calidad individualizada del servicio que ofrecemos en nuestras iniciativas, podemos decir que no somos ni mucho menos una opción cara, ya que nuestra tarifa ronda de media los 400-550 euros dependiendo de las ciudades o barrios donde estemos ubicadas.

Más familias nos buscan

En resumen, que las madres de día nos diferenciamos mucho de las escuelas infantiles y de las cuidadoras y por eso no es de extrañar que las familias se estén dando cuenta de nuestra calidad de atención y, poco a poco, nos estén considerando como una opción más, especialmente en aquellas comunidades en las que ejercemos bajo un marco legal.

Por eso, que desde otras opciones se nos considere «competencia desleal» no lo podemos permitir bajo ningún concepto, especialmente si ejercemos en comunidades donde estamos reguladas. Sí. Le pese a quien le pese, las familias tienen todo el derecho del mundo a conocernos como alternativa y luego elegir lo que más les convenga.

Nueva salida laboral

Las educadoras infantiles también están viendo en esta profesión una nueva salida laboral, ya que las condiciones de la escuela infantil suelen ser, por lo general, bastante precarias: mucha carga de trabajo a cambio de sueldos bajísimos, lo que les hace un colectivo vulnerable, ‘quemado’ y estresado.

Desde mi punto de vista, creo que a cualquier educadora infantil a la se le preguntara si le gustaría crear su propio proyecto educativo en su hogar con una ratio reducida, sin depender de jefes, y a cambio de un sueldo mayor que el que recibe en la escuela, diría que sí con los ojos cerrados, aunque es cierto que cuando se tiene un contrato indefinido es complicado salir de la zona de confort; y eso, aunque la zona de confort implique precariedad y ahora también, en muchos casos, situación de ERTE. Y no, no somos las madres de día las que estamos provocando esta situación. No somos tantas como para vaciar las escuelas infantiles en España, pese a que también se nos acusa injustamente de eso.

Curso online

En definitiva, que las madres de día somos una opción más regulada en algunas comunidades y es de justicia que las familias nos conozcan para el cuidado y la atención de sus niños/as y las propias educadoras infantiles, como nueva salida laboral. Respeto a esto último, si es tu caso y te gustaría acercarte a esta profesión, déjame ayudarte y acompañarte en el camino con la formación online que ofrezco, que está teniendo una gran acogida por parte de las alumnas, algunas de las cuales, por cierto, ya han abierto su proyecto de madre de día.

Creo que no me dejo nada más por contarte.

Si te ha gustado mi post, te agradeceré que lo compartas 🙂

 

 

 

Comparte Madre de día vs cuidadora o guardería: principales diferencias y ventajas en tus Redes Sociales

También te puede interesar...

Arancha Cuéllar

Periodista, educadora infantil y madre de día en La Casita de Pez Austral. Firme defensora del acompañamiento respetuoso a la primera infancia.

Escribe tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Arancha Cuéllar solicita tu consentimiento para publicar y moderar los comentarios. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo “Privacy Shield”. Visita la política de privacidad para consultar cómo ejercer los derechos de acceso, rectificación o supresión de datos, entre otros. Si no facilita los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan

No hay Comentarios en Madre de día vs cuidadora o guardería: principales diferencias y ventajas

Como ser madre de dia - Curso Gratis

Abre tu proyecto de madre de día

Entra al curso online y recibirás 4 clases en vídeo.

Pin It on Pinterest