Cómo fijar el precio de una madre de día

Fijar el precio

Fijar el precio de un proyecto de madre de día es una de las partes más complicadas a la hora de ponerlo en marcha

Una calculadora y tener en cuenta una serie de factores que influyen en la tarifa te ayudará a no equivocarte

Para fijar el precio de un proyecto de madre de día hay que tener en cuenta la ubicación del mismo pero también todos los gastos de su puesta en marcha.

Cómo fijar el precio de una madre de día es la pregunta del millón que me hacen muchísimas de las alumnas que realizan mi curso online.

Todo parece que fluye: el nombre elegido para el nido, el espacio, la pedagogía a seguir… hasta que en este punto tan básico se produce el gran atasco.

¿Qué precio poner a nuestro trabajo como madres de día?

Los miedos que me manifiestan en su mayoría, los típicos: «Es que si pongo un precio muy caro me da miedo que ninguna familia esté interesada en mi proyecto» o «es que la escuela que tengo al lado es muy barata y no puedo competir en el precio».

Sinceramente, siempre he defendido la idea de que una madre de día no es cara teniendo en cuenta la calidad de atención personalizada que ofrece en su proyecto. No solo a nivel pedagógico sino también a nivel de cuidado personal hacia el niño o la niña.

Somos profesionales de la educación. Es una cuestión que no hemos de olvidar. Nuestro valor añadido con respecto a otra opción de atención a la infancia es la profesionalización y la personalización.

Obviamente no podemos competir con una escuela, porque no somos una escuela ni queremos serlo. Pero tampoco debemos pensar que nuestra labor es meramente asistencial, como sería la de una cuidadora al uso, por lo que tenemos que poner en alza nuestra valía.

Dicho esto, a la hora de fijar el precio, las madres de día tenemos que tener en cuenta una serie de factores que influyen en el proyecto. Y, sobre todo, tenemos que hacer números y tener muy claras las cuentas o de lo contrario nos podemos arrepentir de fijar de base un precio demasiado bajo.

Pero, ¿qué hemos de tener en cuenta?

Las madres de día tenemos un máximo de cuatro niños/as en nuestro proyecto. De esta forma, una vez vamos a fijar el precio, es fácil calcular cuánto ganaremos si tenemos una, dos, tres o cuatro plazas completadas. Hasta ahí parece todo muy obvio.

Lo cierto es que no es un negocio escalable, porque es imposible que se puedan tener más niños/as de los permitidos en cada proyecto. De esta forma, si ponemos una tarifa de 500 euros en un horario aproximado de 9.00 a 15.30 hrs, lo máximo a ingresar al mes por las 4 plazas serán 2.000 euros.

Y desde ahí activamos en la calculadora el símbolo de la resta, teniendo en cuenta la lista de gastos que conllevará nuestro proyecto de madre de día:

  1. Si ofrecemos el menú en nuestra iniciativa, hemos de hacer un cálculo aproximado de lo que nos cuesta la cesta de la compra (frutas, verduras, carne, pescado, cereales, legumbres…) por cada uno de los niños/as. Más o menos yo calculo unos 60-70 euros al mes por cabeza. Y este año además tenemos que tener en cuenta el tema de la inflación disparada.
  2. Todas las madres de día estamos obligadas a contratar un seguro de responsabilidad civil ad hoc que pagamos una vez al año. Los hay de entre 100 y 300 euros anuales dependiendo de la compañía y la cobertura. Por otra parte está el seguro del hogar, que no lo cuento aquí, porque independientemente de tener o no un proyecto en marcha, se tiene que pagar igualmente si eres propietaria del piso.
  3. Compra durante el curso de materiales fungibles y no fungibles. Algunos que hay que reponer por desgaste y otros nuevos para ir renovando el proyecto. Aquí no solo entrarían juguetes y materiales específicos para los niños/as, sino elementos de seguridad, botiquín, papel, mantenimiento del extintor… El cálculo puede establecerse en unos 100 euros anuales.
  4. Cuota de autónomos: Las madres de día que ejercemos como autónomas tenemos que tener en cuenta esta cantidad que cada mes tenemos que aportar a la Seguridad Social. En estos momentos, estamos a la expectativa de la nueva ley de Seguridad Social con la que se están amoldando los ingresos a las cuotas que hay que abonar. Hasta ahora, la tarifa plana para nuevas autónomas se fijaba en 60 euros y subiendo progresivamente hasta los casi 300, una vez transcurrido el primer año.
  5. La famosa declaración trimestral que tanto nos trae de cabeza. Cada tres meses tenemos que presentar el modelo 130 del IRPF y equilibrar nuestros gastos e ingresos ante la Agencia Tributaria. Y aquí, a más ingresos, más nos tocará adelantar al fisco, aunque en la declaración anual nos salga a devolver en la mayoría de los casos. Generalmente en cada trimestre se pueden ir unos 400 euros de media en el tema de impuestos.
  6. Servicio de gestoría: A menos que aprendas a hacer tus propios impuestos, lo normal es contratar a una persona que nos los lleve, sobre todo para no equivocarnos. Aquí el coste es bastante variable, pero se pueden ir en el gestor entre 40-60 euros cada trimestre.
  7. Formación continua: Las madres de día invertimos en formación continua, ya sea online o presencial. Y además tenemos que renovar sí o sí conocimientos en primeros auxilios con la realización de un curso anual. Aquí el precio de la formación es muy variable. Hay cursos online asequibles al bolsillo de la mayoría, por unos 30 ó 40 euros, o formaciones extensas con un coste muchísimo mayor, algunos sobrepasando los 1.000 euros.
  8. Pertenencia a alguna asociación: La mayoría de las madres de día formamos parte de una asociación y también hemos de tener en cuenta la cuota anual a abonar. Dependiendo de la asociación, la cuota puede estar entre los 60 y 90 euros al año. Por supuesto, pertenecer a una asociación es algo totalmente recomendable, ya que, por otro lado, puedes beneficiarte de descuentos, formaciones, etc… En mi caso, con Amadima, considero que es un dinero muy bien invertido.
  9. Difusión y publicidad: Anunciarse en portales especializados como puede ser el caso de Ludus tiene un coste anual de unos 75 euros en función del plan elegido. Además, hay madres de día que contamos con una página web que hay que sostener: mantenimiento, hosting y dominio. Si huyes de web gratuitas y tu portal es profesional, el coste total podría elevarse a unos 200 ó 300 euros al año.
  10. Herramientas de uso diario: Por ejemplo, si usamos una agenda digital tipo Tyra como herramienta de comunicación diaria con la familia, ésta suele ser una app de pago con un coste por cada uno de los niños. No es muy elevado, pero en el caso de una madre de día contar con esta herramienta puede suponer unos 50 euros anuales por los cuatro niños/as.
  11. Los gastos corrientes de la vivienda: agua, luz, teléfono, gas… Suelen calcularse en 1/4 ó 1/3 aproximadamente durante las horas de funcionamiento del proyecto. Al igual que la cesta de la compra, este año los gastos están disparados por el tema de la inflación desbocada.
  12. El mes de agosto en el que la mayoría de las madres de día cogen vacaciones. No existe el pago de la mensualidad de la familia porque el nido está cerrado, pero los gastos de sostenimiento del mismo continúan.

Ni qué decir tiene que la matrícula que se cobra por cada uno de los niños/as, y que viene a ser más o menos una cuota, sirve para ayudar a sufragar parte de esta extensa lista de gastos a los que nos tenemos que enfrentar.

Teniendo en cuenta todos ellos, seguramente una plaza de 500 euros por niño/a no nos parezca algo tan descabellado. De hecho, si la madre de día ejerce en una ciudad como Madrid, donde el coste de vida es elevado, es una tarifa muy ajustada viendo los precios de mercado que hay (alquiler, hipoteca…).

Por ello, calculadora en mano, lo mejor es pensar y repensar antes de fijar a la ligera un precio que luego nos va a costar muchísimo más subir.

Subidas de precio ante la elevada tasa de inflación

La inflación ha obligado este año a que muchas madres de día hayamos tenido que elevar los precios de nuestras iniciativas, aunque no al ritmo que lo ha hecho el IPC, a pesar de lo que hemos notado el sobrecoste de llenar el carro de la compra.

Otras madres de día se han replanteado incluso dejar de ofrecer el menú diario y dejarlo en manos de las familias, que sean quien cada día traigan la comida de los niños/as o incluso se dividan la responsabilidad de cocinar un día para todos.

En cualquier caso, en la Comunidad de Madrid, donde nuestra profesión cuenta con regulación, cualquier modificación en los precios ha de ser elevada a conocimiento de la administración a través de la Dirección de Precios a Consumo.

Curso online de madre de día

Si estás en fase de abrir un nido de madre de día espero que este artículo te haga pensar y repensar el tema de los precios que fijes desde el principio. No solo por la cantidad de horas de cuidados de calidad que ofrecemos a cada uno de los niños y niñas, sino por el esfuerzo que conlleva sostener un proyecto.

En este artículo: El precio de las madres de día, hablo de la horquilla habitual por plaza, que ronda entre los 350 y los 550 euros dependiendo de muchos factores a tener en cuenta.

De estas cuestiones y muchas otras prácticas trato en mi curso online ‘Abre tu proyecto de madre de día’ donde te ayudo a montar tu proyecto partiendo de cero y siempre desde mi experiencia personal como madre de día en La Casita de Pez Austral.

Comparte Cómo fijar el precio de una madre de día en tus Redes Sociales

También te puede interesar...

Arancha Cuéllar

Periodista, educadora infantil y madre de día en La Casita de Pez Austral. Firme defensora del acompañamiento respetuoso a la primera infancia.

Escribe tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Aranzazu Cuéllar Jaramillo solicita tu consentimiento para publicar y moderar los comentarios. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE. En el caso de no pertenecer a la UE, se informa previamente y sólo se realiza mediante el consentimiento expreso del usuario o mediante cláusulas contractuales tipo para la transferencia de datos personales entre responsables del tratamiento a un tercer país, o bien, por adhesión al EU-US Data Privacy Framework (DPF). Por motivo del uso de Google Fonts, es posible que algunos de sus datos (como la IP) sean tratados con la finalidad de prestar el servicio adecuado del mismo. Visita la política de privacidad para consultar cómo ejercer los Derechos ARCO-POL, entre otros.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Arancha Cuéllar solicita tu consentimiento para publicar y moderar los comentarios. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo “Privacy Shield”. Visita la política de privacidad para consultar cómo ejercer los derechos de acceso, rectificación o supresión de datos, entre otros. Si no facilita los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan

No hay Comentarios en Cómo fijar el precio de una madre de día

Como ser madre de dia - Curso Gratis

CURSO GRATIS

Descubre en 4 vídeos si la profesión de madre de día es para ti

Black November: 10% de descuento hasta el 5 de diciembre

Pin It on Pinterest