fbpx

Así ha transcurrido el curso en La Casita de Pez Austral

curso online madre de día

Hemos sobrevivido al Covid19 sin cierres en el nido gracias, en parte, a las medidas puestas en marcha

La prudencia de las familias quedándose en casa por precaución en algunas ocasiones ha sido clave

Recién estrenadas mis vacaciones (creo que merecidas) de verano, quisiera hacer balance del curso en La Casita de Pez Austral. Ha sido un año raro, diferente. Sin embargo, pese a las dudas iniciales y a la incertidumbre con la que arranqué en septiembre, se puede decir que no se ha dado tan mal como preveía.

Ni ha habido tantas ausencias por enfermedad de los niños ni ha habido interrupciones por cuarentenas impuestas. Es cierto que el Covid19 ha afectado sobre todo a una familia, con un par de aislamientos por contactos estrechos que siempre se han producido fuera del nido, por lo que ni un solo día he tenido que cerrar a consecuencia de la pandemia.

Miniburbuja y buena higiene, claves

Todo ha influido en la buena marcha de la iniciativa, por supuesto. Una miniburbuja de tres niños/as, unas buenas medidas de higiene, unos hábitos saludables, unos pequeños cambios en el funcionamiento del día a día y el compromiso de las familias por preservar su salud y la mía cuando han considerado necesario quedarse en casa por precaución, han contribuido a que todo haya ido bien en el nido.

¡Y eso a pesar de todos los frentes que teníamos abiertos! Trabajos de los padres, hermanitos de los peques en edad escolar, mis propias hijas en sus clases… Pero, bueno, hemos tenido también un pequeño plus de suerte y tampoco en sus respectivas burbujas se han visto afectados por el coronavirus.

Y hasta sobrevivimos a Filomena

Quizás lo más relevante fue el cierre impuesto por la otra protagonista del año, Filomena, que impidió el acceso a las familias durante una semana entera, pero tampoco eso nos hizo decaer y nos repusimos rápidamente a la hecatombe que se produjo tras la histórica nevada de Madrid.

¡Y no solo la sufrimos! También la disfrutamos, claro que sí. ¡Durante una semana estuvimos haciendo muñecos de nieve en cada esquina que encontrábamos aún blanca! Menuda experiencia sensorial para los peques.

Y vino nuestra esperada vacuna

Luego llegó la Semana Santa, un pequeño valle en el que los datos parecían más halagüeños que los del año anterior por las mismas fechas, la esperanza de la vacuna que por fin logré ponerme el 5 de abril junto con la mayoría de las compañeras madres de día, y las cosas fueron cada vez a mejor.

En esta fecha coincidió la incorporación del bebé al nido, por lo que, con adaptación en mitad de curso y todo, el buen ritmo no cesó y ahí seguimos con nuestro tranquilo día a día.

Cambios en el funcionamiento del nido que han valido la pena

En definitiva, echo el cierre a este curso como madre de día en el que he tenido que variar: mi periodo de vinculación (realizando la mayor parte del tiempo en el exterior); mi forma de comunicarme a diario con las familias (usando más la vía telemática y no una agenda en papel); mi forma de despedir a los niños cada día (en el portal y no en casa); pero en el que, en resumen, todo ha ido bien.

Y las familias, como siempre, agradecidas

Y me quedo con el mensaje de despedida de una de mis familias. Os pongo en contexto. Era la primera vez que accedían a una madre de día, por lo que comenzaron el curso con cierto respeto y sin saber muy bien si habían hecho lo correcto eligiendo esta opción. Tenían que intentarlo al menos, dada la experiencia en escuela infantil con su primer hijo. De verdad, que me llegó al alma:

“El avance de L. desde que entró en la casita es espectacular. Hemos estado super tranquilos y contentos de que estuviera allí y, lo más importante, ella ha estado feliz. Con todo lo que sufrimos con su hermano y con ella, nada. Al revés”.

Siempre es reconfortante comenzar tus vacaciones sabiendo que has hecho algo bueno por alguien. Con esto, ya me doy por satisfecha. Así que sí. Mi balance del curso ha sido muy positivo. Mucho.

¡Feliz verano!

 

Comparte Así ha transcurrido el curso en La Casita de Pez Austral en tus Redes Sociales

También te puede interesar...

Arancha Cuéllar

Periodista, educadora infantil y madre de día en La Casita de Pez Austral. Firme defensora del acompañamiento respetuoso a la primera infancia.

Escribe tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Arancha Cuéllar solicita tu consentimiento para publicar y moderar los comentarios. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo “Privacy Shield”. Visita la política de privacidad para consultar cómo ejercer los derechos de acceso, rectificación o supresión de datos, entre otros. Si no facilita los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan

No hay Comentarios en Así ha transcurrido el curso en La Casita de Pez Austral

Como ser madre de dia - Curso Gratis

Abre tu proyecto de madre de día

Entra al curso online y recibirás 4 clases en vídeo.

Pin It on Pinterest