fbpx

¿Campamento de verano? Soy madre de día; no lo necesito

La casita de pez austral

La profesión de madre de día permite conciliar y no tener que echar mano ni de campamentos ni de horas extra en los colegios

Cuando llegan las vacaciones de verano, los hijos e hijas de la madre de día se integran en la iniciativa

Hace un par de semanas, una madre del colegio de mis hijas, me preguntaba con cierta resignación: «¿Y ya tienes campamento para cuando cojan las vacaciones las niñas? ¡qué fastidio, tan pronto!» Entiendo que, a juzgar por su tono, le venían fatal las vacaciones escolares y no se refería a un campamento por disfrute, sino por obligación.

«¿Campamento? No, ¿por qué?». Luego caí en la cuenta de que el famoso campamento urbano salva la conciliación de las familias una vez termina el curso escolar. Pero no, en mi caso reconozco que nunca he tenido que echar mano de campamento alguno para que mis hijas me permitan trabajar. Y sencillamente porque cuando ellas tienen vacaciones en el colegio, son perfectamente integradas en mi proyecto de La Casita de Pez Austral junto con los niños y niñas que acojo cada día.

Sí. La profesión de madre de día me permite conciliar. De hecho, en cuanto cogen las vacaciones de verano, se acabaron los madrugones para ellas. No solo no es difícil para mí, sino que es más fácil para todos.

Mi mayor suerte

Yo confieso que disfruto cuando mis hijas están en casa y me ayudan en la iniciativa. Es algo que sucede a partir de junio, cuando la jornada intensiva del cole me permite disfrutarlas desde las 13.00 horas. Y no. No tengo necesidad de tirar ni de comedor ni de horario ampliado. Tengo la inmensa fortuna de poderme hacer cargo de ellas yo misma. Ser madre de día me permite conciliar de esta forma sin necesidad de buscar un campamento urbano o a una persona que se ocupe de ellas mientras yo trabajo. En definitiva, me ahorro preocupaciones y, ¿por qué no decirlo? también dinero.

Pero, ¿qué ocurre con la ratio?

Si de repente me ‘crecen’ dos niñas en el nido, ¿cuentan para la ratio? Según nuestra normativa, el máximo de niños que podemos acoger es cuatro. En este caso, ¿cuentan aparte los hijos e hijas de una madre de día? No. No cuentan aparte. Porque están escolarizados, aunque estén de vacaciones. Por este motivo, no pasaría nada en caso de que viniera una inspección y viese que hay más de cuatro peques a cargo de la madre de día. Lo mismo sucedería si un día puntual no van al colegio porque están enfermas.

Experiencias enriquecedoras

Si sumamos mis hijas a mis tres niños de la iniciativa formamos una preciosa «familia de cinco» que nos permite cada día tener experiencias sumamente enriquecedoras. Porque los niños pequeños aprenden de los mayores y viceversa. Juegan, se quieren, comparten y se tratan como auténticos hermanos y hermanas. Y una madre de día es observadora de estos momentos irrepetibles e imposibles con cualquier otra profesión.

Y si viniera otro bebé a la familia…

¿Si de pronto una madre de día tiene un bebé? Muy fácil. Sería integrado en el nido, pero, esta vez sí, contaría como una plaza más. Como expliqué en otro post, conciliar sin tener que renunciar a una maternidad plena es posible siendo madre de día. De hecho, muchas educadoras infantiles en edad de ser madres optan por la profesión de madre de día precisamente para no tener que elegir entre trabajo y cuidado de su bebé. Sencillamente le integran en la iniciativa y no renuncian a su independencia económica.

Si eres educadora infantil y te planteas ser madre de día, es un buen momento para abrir un nido. Nuestra profesión está creciendo y son cada vez más las familias que buscan madre de día para el cuidado de sus bebés y niños/as. ¿Quieres saber cómo convertirte en madre de día? Si cuentas con la titulación, te invito a que te informes de mi curso online, con el que podrás hacer realidad tu sueño. Un curso sencillo, a tu ritmo, 100% online a un precio asequible y que cuenta con mi acompañamiento personalizado.

El curso cuenta con el apoyo de la Asociación de Madres de Día de Madrid y la Asociación de Madres y Padres de Día de Castilla y León.

¿Te animas? Ojalá te vea dentro 😊

 

Comparte ¿Campamento de verano? Soy madre de día; no lo necesito en tus Redes Sociales

También te puede interesar...

Arancha Cuéllar

Periodista, educadora infantil y madre de día en La Casita de Pez Austral. Firme defensora del acompañamiento respetuoso a la primera infancia.

Escribe tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Arancha Cuéllar solicita tu consentimiento para publicar y moderar los comentarios. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo “Privacy Shield”. Visita la política de privacidad para consultar cómo ejercer los derechos de acceso, rectificación o supresión de datos, entre otros. Si no facilita los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan

No hay Comentarios en ¿Campamento de verano? Soy madre de día; no lo necesito

Como ser madre de dia - Curso Gratis

Abre tu proyecto de madre de día

Entra al curso online y recibirás 4 clases en vídeo.

Pin It on Pinterest