fbpx

Madres de día, es hora de difundir nuestra labor pedagógica de calidad

Como ser madre de dia - Una profesion emergente

La profesión de madre de día cada vez está teniendo más demanda

Aún somos pocas madres de día las que ejercemos el cuidado y la atención de bebés en nuestro hogar

La pandemia del coronavirus ha marcado un antes y un después en nuestra profesión. Madres de día, somos más necesarias que nunca.

Las familias sienten que necesitan un espacio para sus bebés más individualizado, donde el riesgo de contagio disminuya, donde sea relativamente sencillo controlar las medidas de higiene y donde un adulto se dedique a un máximo de cuatro niños, un ratio perfectamente compatible con la que ha establecido la Asociación Española de Pediatría para las escuelas infantiles (una educadora por cada cinco niños/as).

Por ello, durante el confinamiento y en los momentos posteriores, ha crecido el interés por nuestra profesión. Por un lado, por parte de profesionales de la educación que buscan cómo ser madre de día, y, por otro, por parte de las familias que demandan para sus bebés el servicio de calidad que ofrecemos.

En mi caso, colgué el cartel de completa en La Casita de Pez Austral hace tiempo, pero sigo recibiendo llamadas cada semana y ya son muchas las familias que tengo en lista de espera, porque siempre cuento con la posibilidad de que en un momento de incertidumbre como el que estamos viviendo pueda haber una baja inesperada de última hora, y sea necesario echar mano de ella.

Lo que quiero deciros con esto es que nuestra profesión, que aporta muchos beneficios a la infancia, va a ser cada vez más demandada y es momento de que nuestro colectivo se presente ante las autoridades políticas de toda España para que sigan la senda de las comunidades que ya han dado el paso de regularnos, es decir, Navarra y Madrid.

Cómo ser madre de día

Un niño juega en el hogar de una madre de día. Foto: Freepik

 

Atención individualizada en el hogar

Porque somos profesionales de la educación. Porque nuestra labor va mucho más allá de la puramente asistencial. Porque ofrecemos un proyecto pedagógico completo basado en la mirada de respeto hacia el niño y sus necesidades vitales. Porque los niños y niñas que acuden a nuestras iniciativas de madre de día lo hacen felices, en un ambiente relajado, conviviendo como hermanos de una pequeña familia. Porque les acogemos de forma individualizada en nuestro hogar, un espacio en el que ellos se sienten seguros y arropados por nuestra figura de apego.

Es hora de darnos a conocer, de difundir las bondades de nuestra profesión. Y es hora de crecer como colectivo, de formar comunidad entre nosotras para poder llegar a ser una profesión valorada al igual que ocurre en los países del norte de Europa. Allí, en Alemania, Francia, Holanda, Reino Unido, Bélgica, Suecia, Dinamarca o Austria, por poner solo algunos ejemplos, las madres de día son consideradas profesionales necesarias. En algunos casos reciben incluso formación específica de la profesión en universidades y, en casi todos, son una opción subvencionada por el Gobierno.

Una profesión que va a crecer

La situación en España aún dista mucho de parecerse a aquella. La mayoría de la gente no nos conoce. Ha oído hablar de nosotras, pero no sabe muy bien a qué nos dedicamos. Si somos meras cuidadoras de niños, que simplemente ejercen en el hogar. Si lo hacemos por nuestra cuenta. Si cualquiera puede ser madre de día. Y no. Tenemos que dar valor a lo que hacemos porque es vital. Y porque nos ha costado mucho llegar a donde hemos llegado. Siempre digo que mi carpeta de documentos que me avala como profesional es más larga que el nuevo testamento.

Y si nos piden tantas cosas para poder ejercer es porque lo que hacemos tiene mucho mérito. Porque la etapa 0-3 en un niño es la más importante de todas desde el punto de vista emocional. Donde más necesita del amor de su mamá . El niño se está comenzando a formar como personita que es y no se pueden dejar sus necesidades a merced de lo que se establezca a nivel general, sino que tienen que tratarse de forma individual. Al ritmo que el propio niño establezca por el momento de desarrollo evolutivo en el que se encuentre.

La profesión de madre de día va a crecer. Y yo estoy segura de ello porque cada vez más familias van a darse cuenta de la necesidad de que sus hijos puedan optar por un servicio de calidad y atención individualizada.

Si eres profesional de la educación, cuentas con una de estas titulaciones de base: Educación Infantil, Magisterio, Pedagogía o Psicología, y quieres formar parte del colectivo de madres de día, te dejo aquí un enlace a mi curso online ‘Abre tu proyecto de madre de día’, que está recomendado por la Asociación de Madres de Día de Madrid.

Comparte Madres de día, es hora de difundir nuestra labor pedagógica de calidad en tus Redes Sociales

También te puede interesar...

Arancha Cuéllar

Periodista, educadora infantil y madre de día en La Casita de Pez Austral. Firme defensora del acompañamiento respetuoso a la primera infancia.

Escribe tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Arancha Cuéllar solicita tu consentimiento para publicar y moderar los comentarios. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo “Privacy Shield”. Visita la política de privacidad para consultar cómo ejercer los derechos de acceso, rectificación o supresión de datos, entre otros. Si no facilita los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan

No hay Comentarios en Madres de día, es hora de difundir nuestra labor pedagógica de calidad

Como ser madre de dia - Curso Gratis

CURSO GRATIS

Descubre en 4 vídeos si la profesión de madre de día es para ti

Pin It on Pinterest