fbpx

Las 8 cosas que NO te recomiendo comprar antes de abrir un proyecto de madre de día

Como ser madre de dia - Que no te recomiendo comprar

Si vas a abrir un proyecto de madre de día, no te precipites comprando cosas innecesarias

El día a día nos dirá y no hay nada de lo que necesitaremos que no se pueda adquirir de un día para otro

En las semanas previas a abrir un proyecto de madre de día, nos volvemos locas con los preparativos. Es cierto que hay muchas cosas en las que pensar, muchos documentos a tener en cuenta, muchos detalles a limar antes de abrir nuestro hogar a tanta responsabilidad. Y es cierto que queremos que todo esté perfecto ante la llegada del primer bebé a nuestro nido.

Te diré algo. El día a día es el que nos va a ir diciendo lo que vamos a necesitar para que nuestro proyecto fluya. Y te puedo asegurar que no hay ni una sola cosa de las que puede que necesitemos y no tengamos en ese momento, que no se pueda adquirir de un día para otro, así que, por favor, no te precipites.

Estas son algunas cosas que yo no me compraría bajo ningún concepto y que, por supuesto, de hacerlo (solo en el caso de alguna de ellas) sería una vez que ya sepa qué edades van a tener los niños que se matriculen en mi iniciativa.

Hay objetos que solo nos ocupan espacio

Carrito gemelar: Durante mucho tiempo pensé que esto iba a ser absolutamente indispensable en las salidas al parque. Nada más lejos de la realidad. Si tienes por ejemplo un bebé y un niño de 2 años, como me ocurría a mí al mes de comenzar, ¿cómo iba a pretender que me valiera una sillita gemelar? Al final, me ahorré el dinero porque me prestó una amiga la suya. Y solo salí con ella el primer día. ¡Qué mala experiencia! Mientras un niño iba a gusto, el otro no se podía ni mover. Me las vi y me las deseé para caber en el ascensor y no tardé ni tres minutos en darme cuenta de que era lo menos práctico del mundo. Al día siguiente ya estaba devolviendo el carro.

Mochila de porteo: Al igual que el carrito gemelar, es mucho mejor la decisión de compra una vez que ya sabes qué edades tendrán los pequeños. Porque si te vienen tres peques cercanos a los 3 años, ¿para qué te sirve?

Cuna: Yo es algo que no recomiendo comprar, pero no porque no sea una buena opción, sino porque quita mucho espacio en una casa. En mi caso, yo prefiero usar colchones bajitos que se pueden meter sin problema cada día en el canapé de la cama y de esta forma no están por el medio. También hay camitas apilables muchísimo más prácticas que una cuna y que apenas ocupan espacio.

Niña juega en hogar de madre de día

Cuantos menos juguetes, mejor

Juguetes: No te quiero decir que no tengas que tener juguetes preparados antes de abrir tu iniciativa. Pero si tienes unos pocos, seguro que ya serán suficientes y no te hacen falta más. Cuantos menos juguetes, mejor. Y cuanto menos estructurados sean, muchísimo mejor, porque van a potenciar muchísimo más la imaginación del niño. Por eso te recomiendo que te hagas con poquitos juguetes. No más de los que tengas ya si es que tienes hijos pequeños, o si alguien te ha dejado alguno. Lo importante es que los pocos que tengas se adecúen a su edad y cumplan su función de juguete educativo. Igual ocurre con los cuentos. Con que tengas 5 ó 6 de inicio tendrás más que suficientes. Más adelante irás viendo qué recursos te apetece tener e irás comprando poquito a poco.

Hamacas, tacatacas y parques: Estos artilugios limitan el libre movimiento de los niños, por lo que son totalmente innecesarios y nocivos para el desarrollo de los bebés. No te compres una hamaca para tumbar al niño cuando tienes que atender a otros pequeños. No es ninguna solución. Lo suyo es que siempre estés presente con todos ellos en el mismo lugar, para evitar accidentes en la casa. Pero mientras estás cambiando el pañal a uno, por ponerte un ejemplo, es mucho mejor que el otro esté moviéndose libremente por la misma habitación. Ya sea gateando o andando. Suelo y más suelo es lo que hace que los niños avancen poquito a poco en sus posibilidades motrices. Y lo de los tacatacas para que aprendan a andar… ¡eso es totalmente anti-madres de día!

Cuanto menos riesgo, mejor

Cambiador alto: Aquí digo lo mismo que en el caso de la cuna. No lo recomiendo en absoluto, sobre todo porque, personalmente, me parece un riesgo cambiar a los niños en altura. Yo lo que tengo es una pequeña colchoneta hinchable, y les cambio siempre en el suelo cuando son muy bebés. A partir de que el peque ya camine, lo que te recomiendo es cambiarle de pie.

Vajilla de plástico: Olvídate de esto. Los niños pueden comer y beber con la vajilla normal que utilicemos nosotros. En mi caso, los vasitos que utilizo para ellos, son los de yogur de cristal de toda la vida. Son ideales para cuando comienzan a beber de forma autónoma.

Calienta biberones: Esto para mí es lo típico que se acaba convirtiendo en un gran trasto que ocupa lugar. Entre otras cosas porque casi nunca he tenido que dar biberón en casa. Todos los bebés que han venido a mi nido han sido de lactancia materna prolongada, y mientras han estado conmigo han comido sólido. Por eso, a menos que se matricule un bebé de pocos meses que tome biberón, ni te plantees comprarte esto. ¡Mucho mejor el baño maría de toda la vida!

En definitiva, es importante que planifiques la apertura de proyecto de madre de día con cierta antelación, pero sin volverte loca comprando y comprando sin parar, cosas que probablemente luego no te sirvan más que para quitarte espacio.

Comparte Las 8 cosas que NO te recomiendo comprar antes de abrir un proyecto de madre de día en tus Redes Sociales

También te puede interesar...

Arancha Cuéllar

Periodista, educadora infantil y madre de día en La Casita de Pez Austral. Firme defensora del acompañamiento respetuoso a la primera infancia.

Escribe tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Arancha Cuéllar solicita tu consentimiento para publicar y moderar los comentarios. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo “Privacy Shield”. Visita la política de privacidad para consultar cómo ejercer los derechos de acceso, rectificación o supresión de datos, entre otros. Si no facilita los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan

No hay Comentarios en Las 8 cosas que NO te recomiendo comprar antes de abrir un proyecto de madre de día

Como ser madre de dia - Curso Gratis

Abre tu proyecto de madre de día

Entra al curso online y recibirás 4 clases en vídeo.

Pin It on Pinterest